Pensar – Escribir I

 

Hay quienes escriben bien, pero no piensan.Otros piensan pero no escriben bien. Felices quienes logran las dos cosas. De los otros, ni hablar.

Del asombro griego surgió la filosofía. De la duda francesa se construyó la epistemología.

escépticismo desesperación nihilismo cinismo

Triste destino de los pensamientos en silencio que no quedan plasmados en la materialidad de un cuerpo y que ni siquiera son pronunciados.  Son como los amores ocultos.

El gran criminal del siglo

“El cabeza de familia … Nos hemos acostumbrado tanto a admirar o a cortésmente ridiculizar el amable desvelo y la concienzuda concetración del cabeza de familia sobre el bienestar de los suyos, esa su solemne determinacion a hacer la vida fácil a su esposa e hijos, que apenas si reparamos en cómo el devoto paterfamilias, al que nada preocupa más que su seguridad, se transformó bajo la presión de las caóticas condiciones económicas de nuestro tiempo en un aventurero involuntario que, a despecho de toda su diligencia y cuidado, nunca podía estar seguro de lo que la vida traería consigo… Se vio entonces que con claridad que por mor de su pensión, de su seguro de vida o de la seguridad de su esposa e hijos, un hombre ahí estaba listo a sacrificar sus creencias, su honor y su dignidad humana”

Hannah Arendt sobre la Alemania Nazi

Las historias humanas

Es absurdo pensar las historias y acontecimientos humanos en términos de triunfo y éxito. El simple hecho de que ocurran ya nos da motivos para escribir, independientemente de si son felices o tristes. La Iliada es un clásico por su misma tragedia. Heróes derrotados. Edipo y su culpa inocente.  Las acciones humanas hechas para ser inmortalizadas por las historias. Las historias humanas: la materia prima de los escritores.  Los seres humanos existimos para que sus proezas queden guardadas en historias, poemas, monumentos, canciones…